Albóndigas al horno, una receta liviana y sabrosa

24/07/2018 - 3:56 2073 Views

La receta de las albóndigas es un clásico en todos los recetarios familiares. Ya sea en los estofados invernales o en versión “mini” para un aperitivo de verano, son ese clásico plato que les gusta a todos… ¡son realmente irresistibles!

Muchas veces quedan un poco relegadas de los menús cotidianos por el prejuicio de el precio por su sabor es una elaboración complicada y pesantez de estómago. Sin embargo, aquí traemos una buena noticia: ¡las albóndigas sabrosas y livianas existen!

Aquí les presentamos, entonces, una receta básica con pocos y simples pasos que puedes modificar a tu gusto: puedes reemplazar la carne bovina por la de tu preferencia (cerdo, pollo o pescado quedan muy bien) puedes experimentar con una versión vegetariana. El punto clave es la cocción: se hacen al horno.

¿Quieres saber cómo hacer para que no salgan secas y conserven todo su sabor? ¡Sigue estos pasos! >>>

La mezcla justa

Para poder realizar albóndigas suaves y gustosas, incluso si las cocinamos en el horno, se deberá prestar un poco más de atención a la preparación de la mezcla. En este caso la receta se basará en una combinación de carne de res picada y, para evitar que se seque demasiado durante la cocción, se deberá usar pan lactal.

Para hacer albóndigas para 4 personas se necesitarán 350 gramos de carne bovina vacuno picada para estofado, 3 rebanadas de pan lactal, 1 vaso de leche, 3 cucharadas de pan rallado, 1 huevo entero, 2 cucharadas de queso parmesano rallado y 1 cucharada de perejil picado, sal y pimienta.

Preparación de las albóndigas

Será muy fácil hacer las albóndigas y luego cocinarlas en el horno. Deberás colocar todos los ingredientes en un contenedor grande y mezclarlos con un tenedor. La masa debe estar bien mezclada y amalgamada y resultar un poco pegajosa. El truco es comenzar por mezclar el pan lactal con la leche y crear entonces un masa de pan y luego, uno a la vez,mezclar todos los demás ingredientes y agregar sal y pimienta. Puedes enriquecer las albóndigas con un poco de cebolla picada si lo deseas.

La cocción

Una vez que la mezcla de las albóndigas esté lista, puedes dejarla reposar en la nevera. Mientras tanto, puedes calentar el horno en función ventilada a 200º y cubrir una bandeja para hornear con papel de horno, allí donde colocarás las albóndigas. Hazlas de tamaño medio, usando las manos previamente humedecidas con un poco de agua.

Cuando tengas listas las albóndigas crudas, podrás bañarlas con un poco de aceite y sacudirles encima y en modo ligero el pan rallado. Mételas en el hornos y déjalas cocer por 10 minutos, luego, con cuidado y suavemente, gíralas a todas y dales una ultima cocción extra de 10 minutos.

 

Si te gustó la receta, ¡compártela con tus amigos en Facebook!