Las canciones más hermosas: conoce a los hombres y a las mujeres que las inspiraron

14/01/2019 - 1:07 5615 Views

¿Cuántas veces soñamos con los ojos abiertos y nos emocionamos con las canciones que hablan de sentimientos profundos, de amistades, de amores correspondidos o de corazones heridos?  ¿Y cuántas veces nos imaginamos a los músicos escribiendo a mitad de la noche, en un rapto de inspiración o simplemente en estado de felicidad intensa, pensando en su musa?

Seguramente, millones. Sin embargo, muchas veces no conocemos las historias reales existentes detrás de esas canciones que nos hacen emocionar. En efecto, los autores de las canciones modernas más hermosas, esas que tocan las fibras profundas del alma o que tarareamos un día entero, escribieron esas especificas palabras para personas que, de un modo u otro, dejaron marcas especiales en ellos.

Por ello, en este artículo te contaremos un poco sobre las historias detrás de estas canciones y sobre los personajes (hombres y mujeres) que las inspiraron. Veamos juntos quiénes sirvieron de fuente de inspiración para estos grandes artistas, dando vida y aliento a nuestras canciones preferidas. ¡No te lo pierdas!

Layla de Eric Clapton: Pattie Boyd.

El famoso Eric Clapton escribió en 1970, en colaboración con Jim Gordon, una de las canciones más famosas de todos los tiempos: Layla. En efecto, Clapton la escribió para conquistar a Pattie Boyd, quien fue tal vez unas de las mujeres que más canciones famosas inspiró en las últimas décadas, como por ejemplo la entrañable Somethingo So Sad de George Harrison, o  Breath on Me de su amante Ronnie Wood, entre muchas otras.

Con Layla, Clapton declara abiertamente su pasión por Pattie, quien en aquel momento era la esposa de uno de sus mejores amigos, George Harrison. Por ello, para ocultar su amor, Clapton dedicó esta canción a una misteriosa mujer llamada “Layla”, realizando una discreta referencia a la protagonista de una serie de poemas persas en los que se narra el amor prohibido de esta mujer con su amante. Se piensa que el músico esperaba poder conquistar así a la bella modelo, para que ella se separara en modo definitivo de Harrison y para poder terminar entonces con el romance secreto que los unía.

La misma Pattie, en su libro autobiográfico Wonderful Tonight: George Harrison, Eric Clapton, and Me, recuerda con emoción el momento en cual escuchó por primera vez esta canción: “Nos vimos a escondidas en un piso de South Kensington. Me había pedido que fuera porque quería que escuchase algo nuevo. Encendió el radiocasete, subió el volumen y sonó la canción más potente que jamás escuché. Era Layla, trataba sobre un hombre que cae enamorado perdidamente de una mujer que le quiere pero no está disponible. Me la puso dos o tres veces, mientras miraba mi cara para ver mis reacciones. Mi primer pensamiento fue que todo el mundo me iba a reconocer”.

Pattie acabó por divorciarse de Harrison 7 años después de la composición de esta canción y por casarse finalmente con su amante dos años después del divorcio. Sin embargo, Harrison no demostró rencor alguno por el romance entre su mujer y su amigo y asistió al matrimonio de ellos en compañía de sus amigos Beatles, Ringo Starr y Paul McCartney.

Wild World de Cat Stevens: Patti D’Arbanville.

También en el año 1970 Cat Stevens escribió la melancólica canción Wild World para quien en ese entonces fuera su pareja, Patti D’Arbanville, pensando en un mundo hipotético en el que ella ya no estuviera y lo trágico que ello seria. En efecto, Pattie y Cat estuvieron juntos durante dos años y en ese lapso de tiempo él escribió varias canciones sobre o para ella. Patti era muy conocida entre el público, habiéndose iniciado en el mundo de la actuación a una tierna edad (por ejemplo, actuó en Flesh cuando sólo tenía 16 años) y habiendo sido también modelo del famoso artista pop Andy Warhol.

The Girl from Ipanema de Astrud Gilberto, João Gilberto y Stan Getz: Heloisa Eneida Menezes Paes Pinto.

Astrud Gilberto, João Gilberto y Stan Getz pasaban muchas horas en Rio de Janeiro (Brasil) componiendo música, tocando sus instrumentos y charlando en un bar o en la playa. La chica de Ipanema, Heloisa Eneida Menezes Paes Pinto, era muy joven cuando los músicos se percataron de ella, gracias a que la veían pasar caminando frecuentemente por allí; en efecto, Heloisa tenía sólo 17 años. No obstante ello, ya se destacaba por su gracia y belleza, captando la mirada y la admiración de todos.

Como sabemos, esta canción se volvió muy famosa no sólo en Brasil sino también en todo el mundo. Luego del éxito musical, también Heloisa ganó cierta fama, abriendo una exclusiva tienda de bikinis en São Paulo y trabajando como modelo.

Uptown Girl de Billy Joel: ¿Elle MacPherson y/o Christie Brinkley?

Uptown Girl es otra canción famosísima, muy conocida alrededor del mundo. Sin embargo, no estamos seguros de la identidad de su musa inspiradora. De hecho, cuando el músico Billy Joel la compuso, estaba en pareja con una súper modelo de origen australiano, Elle MacPherson; no obstante, cuando la canción fue lanzada al público, estaba enamorado de otra súper modelo, Christie Brinkley. No sabemos entonces si fue Elle o Christie su fuente de inspiración: podemos pensar también que las dos bellas jóvenes sirvieron de aliento para que Billy Joel la escribiera.

Life on Mars? de David Bowie: Hermione Farthingale.

Life on Mars? es una bellísima canción escrita por David Bowie, se cree para la “muchacha con el cabello marrón”, es decir, para Hermione Farthingale, una muchacha que había sido novia de Bowie. Sin embargo, como podemos observar en la portada del disco Hunky Dory, lanzado en 1971, en el cual se encuentra esta canción, los cabellos de Hermione eran en realidad de un color dorado rojizo, como los del mismo Bowie. De todos modos, aunque la letra de esta canción resulta aún un tanto enigmática, es considerada una de las más bellas canciones de los años setenta.

Carey de Joni Mitchell: Cary Radtiz.

Joni Mitchell tiene un gran número de canciones que “emocionan en alma”. Una de ellas es Carey, inspirada en Cary Radtiz, un chef de origen estadounidense que conoció en Creta. En efecto, luego de separarse de Graham Nash, Joni viajó a esta isla griega y en un café conoció a Cary, quien vivía y trabajaba allí. Parece que fue una atracción instantánea.

Lola de The Kinks: Candy Darlin.

Candy Darlin fue fuente de inspiración para más de una canción: de hecho, además de inspirar la canción Lola, inspiró a Lou Reed para que éste compusiera su famosa canción Walk on the Wild Side en su honor. Si bien la revista Rolling Stone afirma que Ray Davies, integrante de The Kinks, compuso esta canción en honor a Candy, travesti con quien en 1970 habría tenido una relación, Davies lo ha negado.

Sweet Caroline de Neil Diamond: Marsha Diamond.

Cuando Neil Diamond compuso y lanzó la canción Sweet Caroline (Good Times Never Seemed So Good) en 1969, el público identificò a la Caroline de la canción con Caroline Kennedy, la pequeña hija de John Kennedy, quien había aparecido en la portada de la revista Life montando su caballo, ofreciendo a los espectadores una imagen realmente tierna. Por décadas sus oyentes creyeron en esta identificación, la cual fue reconocida en el 2011 por el mismo cantante americano, en una entrevista dada a la CBS. Sin embargo, en el 2014 Neil sorprendió a todos afirmando que en realidad la canción había sido inspirada en su ex esposa, Marsha, pero que había tenido que cambiar el nombre, ya que necesitaba un nombre de tres silabas que se adaptara bien a la melodía.

 

Photograph de Def Leppard: Marilyn Monroe.

El cantante de Def Leppard, Joe Elliott, tenía únicamente 3 años cuando en 1962 murió Marilyn Monroe. Sin embargo, creciendo Joe supo admirar la inextinguible belleza de Marilyn, coleccionando fotos de ella en su habitación de adolescente. En 1983, conquistado por la imagen de esta mujer, este artista compuso la canción rock llamada Photograph, rindiendo culto a su propia fantasía y a la memoria de la actriz.

Jennifer Juniper de Donavan: la misma Jennifer Juniper.

Donovan escribió esta bella canción luego de un viaje que realizó en India, junto con las hermanas Jennifer y Pattie Juniper, viaje que cambiaría sus vidas. En efecto, Jennifer era una modelo muy famosa en su época, pero luego de volver de la Inda renunció a su trabajo. Si bien nunca tuvieron una relación conocida, en la canción el artista deja entrever que claramente estaba cautivado por su musa.

Athena de The Who: Theresa Russell

Lamentablemente, la historia real de esta canción es la de un amor no correspondido: el integrante de The Who, Pete Townshend, conoció a la joven actriz Theresa Russel en un concierto de Pink Floyd. Como un flechazo, él se sintió atraído por ella e intentó conquistarla, pero Theresa lo rechazó. Por ello, para cautivarla, Pete decidió escribirle una canción que en un primer momento llamó con su nombre verdadero, Theresa, pero que luego, viendo que su amor no sería correspondido, cambió por el que hoy conocemos, Athena.

Always de Irving Berlin: Ellin MacKay.

La historia detrás de la canción Always de Irving Berlin es realmente romántica: Irving conoció y se enamoró perdidamente de Ellin MacKay, una muchacha que era dieciséis años menor que él. Sin embargo, no fue la diferencia de edad a hacer de su amor una historia apasionante, sino el hecho que el padre de la joven se opusiera a su relación a causa de las diferencias de credo religioso existentes entre los dos. No obstante ello, la pareja se mostró decidida en su amor e Irving y Ellin se casaron en 1926. Para festejar su unión, el artista compuso entonces la canción Always como regalo de matrimonio para su joven esposa.

Candle in the Wind de Elton John: Marilyn Monroe.

Otra vez, Marilyn Monroe. En efecto, la bellísima actriz fue musa inspiradora de más de una canción. Una de ellas, realmente famosa, es la canción Candle in the Wind del cantante inglés Elton John. Sin embargo, Marilyn nunca pudo escuchar esta canción, ya que Elton John la compuso en su honor 11 años después de su muerte, en 1973. En ella, el cantante narra la trágica vida de Norma Jean (verdadero nombre de Marilyn), quien, a pesar de su belleza, fama y juventud, nunca pudo disfrutar de sus éxitos.

La canción fue incluida en el disco Goodbye Yellow Brick Road, lanzado al mercado en 1973. Trece años después, en 1986, el artista eligió esta misma canción para homenajear a su trágicamente difunta amiga, la princesa Diana. La versión que tocó en su funeral fue todo un éxito: Elton solo debió cambiar algunas palabras para que la canción se adaptara a la ocasión. La versión cantada enfrente de miles de personas para homenajear a Diana de Gales se volvió así mundialmente famosa.

Suzanne de Leonard Cohen: Suzanne Verdal.

El artista Leonard Cohen compuso la canción Suzanne inspirándose en la bailarina Suzanne Verdal. En efecto, Leonard sentía una fuerte atracción por Suzanne, quien estaba casada con el famoso escultor Armand Vaillancourt. Sin embargo, tanto Leonard como Suzanne declaran que nunca tuvieron ningún tipo de relación real, sino que la canción está basada únicamente en la fantasía del artista. La canción fue compuesta inicialmente en 1966 como poema y luego, en 1967, fue adaptada con música y grabada por Judy Collins, antes de que Cohen la interpretara en su primer álbum, Songs of Leonard Cohen.

Lady in Red de Chris de Burgh: Diane Davison.

Lady in Red es una canción famosísima de los años ochenta, que todos los que hemos vivido esa época hemos bailado en más de una ocasión. Chris de Burgh escribió esta canción en honor de su esposa, Diane Davison, para recordar la primera vez que vio a su mujer.

La famosa dama de rojo es entonces nada más y nada menos que la mujer del artista: definitivamente un gesto más que romántico y una hermosa manera de festejar un primer encuentro.

Peggy Sue de Buddy Holly: Peggy Sue Gerron.

Esta famosa canción, hecha cover por artistas tan famosos como John Lennon y The Beach Boys, fue escrita en 1957 por Buddy Holly, Jerry Allison y Norman Petty y grabada el mismo año en el álbum de Buddy Holly. La canción fue inspirada por la atracción que sentía el amigo de Buddy, Jerry Allison, por Peggy Sue Gerron. El final de la historia es alegre: Jerry logró conquistar a Peggy, quienes se casaron, y para festejar su unión realizaron otra canción llamada Peggy Sue Got Married, nombre que demuestra su alegre sentido del humor.

Maybe I’m Amazed de Paul McCartney: Linda McCartney.

Otra canción súper romántica: Maybe I’m Amazed es una canción que Paul McCartney escribió en honor a su esposa, Linda, para agradecerle por estar siempre presente y por apoyarlo, aún en el triste momento en el cual los Beatles (banda de la cual formaba parte Paul) se separaron, dando inicio a sus caminos musicales como solistas. Sin dudas, un regalo hermoso.

Woman de John Lennon: Yoko Ono.

El famoso cantautor compuso esta canción inspirándose claramente en Yoko Ono, canción que, según sus propias palabras, representa una versión madura su canción Girl, tema realizado en su época Beatle. En la canción, John declara su profundo amor y agradecimiento por su mujer. Woman fue grabada por la pareja poco antes del asesinato del músico y fue incluida en el álbum Double Fantasy, lanzado en el 1981: en efecto, Woman fue el primer single que se lanzó luego del asesinato de John. Rápidamente fue un éxito rotundo, convirtiéndose con el tiempo en todo un clásico.

50 Ways to Leave Your Lover de Paul Simon: Peggy Harper.

Toda una declaración de intenciones: Paul Simon escribió su famosa canción 50 Ways to Leave Your Lover poco después de separarse de su por entonces esposa, Peggy Harper, en el año 1975. Parece que la decisión estaba tomada y al poco tiempo el mismo Paul empezó su romance con Carrie Fisher. También rápidamente la canción se convirtió en un éxito, volviéndose el éxito numero uno de Paul y vendiendo más de un millón de copias.

You’re So Vain de Carly Simon: el enigmático David.

You’re So Vain es una canción conocidísima en el mundo occidental: la misma fue compuesta en 1971 y grabada un año después por Carly Simon. La canción critica el narcisismo de un amante, pero sin embargo aún no se sabe a ciencia cierta quién sería este sujeto: Carly declaró que la canción estaba inspirada en tres hombres, pero solamente reveló que el segundo verso estaba inspirado en el actor Warren Beatty. ¿Quiénes serían los otros dos? Después de muchas especulaciones, la cantautora solamente reveló que otro de los hombres se llamada David. ¿Podrían ser David Bowie o David Cassidy? Hasta el día de hoy el asunto es un misterio. Sin embargo, la canción sigue siendo uno de los mayores éxitos de los años ’70.

Girl from the North Country de Bob Dylan: otro enigma.

Girl from the North Country es una canción escrita por Bob Dylan y grabada por Columbia Recording Studios en 1963. En 1969 Dylan la cantò a dúo junto al famoso Johnny Cash, alcanzando un nuevo público y un renovado éxito. Sin embargo, aún hoy no se sabe en quién se inspiró Dylan para componer esta maravillosa canción: algunos sostienen que fue en la actriz Bonnie Beecher, otros en su novia del momento Echo Helstrom y otros llegan a afirmar que su musa fue la revolucionaria Suze Rotolo; un misterio irresuelto, que quizás de aún más encanto a la canción.

It Ain’t Me, Babe de Bob Dylan: Suze Rotolo.

Otra vez Bob Dylan: no podía ser de otra manera, Dylan ha escrito muchos grandes clásicos inspirándose en su trajinada vida sentimental. Si bien muchos piensan que en la composición de esta canción el artista se inspiró en Joan Baez, también ella artista, diciéndole “It ain’t me you’re lookin’ for, babe”, existe un consenso aún mayor entre sus biógrafos a favor de la teoría que afirma que la musa habría sido su novia del momento, Suze Rotolo. En efecto, se cree que Dylan habría compuesto esta canción en 1963, cuando fue a buscar a Suze a Italia, donde ella estaba estudiando. Parece ser que la misma Suze terminó su relación con el cantante cuando se enteró de la relación sentimental que éste mantenía con Joan Baez. Esta última, haciendo referencia a este clásico, grabaría un tiempo después su propia versión del tema, intitulándola It Ain’t Me Bab.

Lucy in the Sky with Diamonds de Los Beatles: Lucy O’Donell.

La historia real detrás de esta famosa canción es, desde hace décadas, objeto de controversia: el tema, escrito por John Lennon e incluido en el álbum Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band, álbum lanzado al mercado en 1967, fue objeto de polémica desde sus inicios, ya que las iniciales del titulo de la canción constituyen la sigla L.S.D. Sin embargo, la explicación de Lennon siempre fue inocente: el músico afirmó que se inspiró en un dibujo que su hijo Julian había traído del colegio, en el cual estaba dibujada Lucy O’Donell, una de sus compañeras de clase. Al ver el dibujo de Julian, Lennon habría pensado que Lucy parecía estar en el cielo con diamantes.

I Will Always Love You de Dolly Parton: Porter Wagoner.

Cuando en 1973 Dolly Parton grabó la canción I Will Always Love You, la misma se convirtió en un éxito inmediato. La canción estaba inspirada en Porter Wagoner, un cantante de música country que, cuando Dolly tenía solo 21 años de edad, le ofreció unirse a él para trabajar en su programa televisivo. Luego de trabajar siete años juntos, Dolly decidió continuar con su carrera en modo solista, pero escribió esta bellísima canción para demostrarle públicamente a Porter su amor y agradecimiento. El tema luego fue inmortalizado en las mentes y en los corazones del público cuando, en 1992, Whitney Houston cantó su propia versión en la famosa película El Guardaespaldas.

Roxanne de The Police: la ignota parisina.

The Police es una de las bandas británicas más famosas de los ’70 y los ’80 y, entre sus canciones más conocidas, se encuentra sin dudas Roxanne. Este tema fue grabado en forma de single en 1978 y luego fue incluido en el álbum Outlandos d’Amour. Según lo declarado por la misma banda, Sting se habría inspirado para su composición en una prostituta de Paris, que habrían conocido cuando la banda se hospedaba en la ciudad de las luces, ya que esta mujer trabajaba todas las noches a la salida del hotel en el cual se alojaban. La alusión sin embargo es culta: Sting habría elegido este nombre inspirándose en Rossana, uno de los personajes de la obra Cyrano de Bergerac(la eterna amada de este Cyrano) del escritor francés Edmond Rostand.

Sweet Child o’ Mine de Guns N’ Roses: Erin Everly.

Este tema clásico del Rock n’ Roll fue publicado en el primer álbum del grupo, Appetite for Destruction, lanzado al mercado en 1987. Quien compuso la letra de la canción fue el vocalista del grupo, Axl Rose, quien se habría inspirado en su novia de entonces, Erin Everly. Parece ser que Axl estaba tan locamente enamorado de su novia que incluso la eligió para que protagonizara el videoclip de su canción: si bien se casaron tiempo después, el matrimonio entre Axl y Erin no duró más de dos meses.

Jersey Girl de Tom Waits: Kathleen Brennan.

La canción Jersey Girl de Tom Waits es una perfecta canción de amor: él mismo la compuso para su futura esposa, Kathleen Brennan, a quien Waits había conocido mientras realizaba la banda sonora de la película One from the Heart en Nueva Jersey, ciudad donde vivía Kathleen. El mismo músico dijo en una entrevista que nunca se hubiera imaginado a sí mismo cantando “sha la la”, pero que el experimento al final había funcionado. Jersey Girl es sin dudas un clásico inolvidable.

Crazy Love de Van Morrison: Janet “Planet” Rigsbee.

Crazy Love es una balada romántica escrita por el músico irlandés Van Morrison, que fue grabada en su disco de 1970 Moondance. Para componerla, el artista se inspiró en su mujer Janet “Planet” Rigsbee, con quien se lo ve en la portada del single y con quien tuvo una niña llamada Shana. Esta no fue la única canción en la cual Janet fue su musa: Van Morrison escribió también para ella su canción Tupelo Honey. Sin embargo, la relación amorosa terminó unos años después, en 1973.

The Ballad of Jayne de L.A. Guns: Jayne Mansfield.

The Ballad of Jayne es una balada de la banda de rock estadounidense L.A. Guns, grabada en 1990. En su composición se inspiraron en la actriz Jayne Masfield, quien fuera un símbolo sexual de su época (la década del ’50), en fuerte rivalidad y competición con la gran Marilyn Monroe. Esta balada se convirtió en la canción más famosa del grupo, llegando a conquistar el puesto número 25 del podio de las mejores canciones Rock en los Estados Unidos.

Isn’t She Lovely de Stevie Wonder: Aisha Morris.

Isn’t She Lovely fue escrita y grabada por Stevie Wonderen su álbum del 1976, Songs in the Key of Life. En esta canción el artista festeja el nacimiento de su hija, Aisha Morris, que según sus propias palabras “es adorable, hecha de amor”. La canción inicia con una grabación del llanto de la bebé: Isn’t She Lovely es considerada hoy en día un genial ejemplo de combinación musical de elementos jazz con elementos pop. Si bien el tema alcanzó rápidamente el éxito y es considerado uno de los temas más importantes de Stevie Wonder, fue grabado simplemente como single publicitario.

Brown Sugar de The Rolling Stones: Marsha Hunt.

Esta famosa canción de los Rolling Stonesfue compuesta por Mick Jagger y Keith Richards, inspirándose en Marsha Hunt. En efecto, Marsha tuvo una breve pero apasionada relación con Jagger, de la cual nació una niña. La canción fue lanzada en el álbum Sticky Fingers en 1971 y pronto se convirtió en un éxito absoluto, alcanzando el puesto numero 1 en los Estados Unidos, Canadá, Holanda y Suiza.

Je T’aime … Moi Non Plus de Serge Gainsbourg: Brigitte Bardot.

La historia real de la composición de la conocida canción Je T’aime … Moi Non Plus es un tanto peculiar. Parece ser que la canción no nació de la inspiración espontánea de Serge Gainsbourg, sino que fue la famosa actriz Brigitte Bardot quien le pidió que compusiera para ella “la canción de amor más hermosa del mundo”. Sin embargo, cuando el esposo de Brigitte se enteró de la amistad especial que los unía, Gainsbourg prefirió grabar la canción con su novia, la bellísima Jane Birkin.

Walk Away Renee de The Left Banke: Renee Fladen-Kamm

Walk Away Renee es una canción bastante famosa escrita por Michael Brown, Bob Calilli y Tony Sansone, integrantes de la banda The Left Banke, en 1966. La musa de esta canción fue Renee Fladen-Kamm, quien era en ese momento la novia del bajista de la banda, Tom Finn.  Renee, quien al momento tenía sólo 16 años de edad, solía estar presente en la sala mientras el grupo ensayaba y, si bien era muy joven, su belleza hacia palpitar los corazones de más de un miembro del grupo.

My Sharona de The Knack: Sharona Alperin.

El grupo estadounidense The Knack compuso este tema y lo lanzó en 1979, en su álbum Get the Knack. La canción fue inmediatamente un éxito rotundo, resultando el single más vendido del año. La canción está inspirada en Sharona Alperin, quien fue la musa inspiradora de numerosas canciones de la banda, ya que Dough Fieger estaba perdidamente enamorado de ella. Sin embargo, fue con My Sharona que The Knack alcanzó su mayor éxito musical.

Our House de Graham Nash de Crosby, Stills, Nash & Young: Joni Mitchell.

Our House es un tema escrito por el músico británico Graham Nash, grabado en 1970 por Crosby, Stills, Nash & Young en su álbum Déjà Vu. En esta canción Nash intentó plasmar la belleza de la vita diaria, de la cotidianeidad que mantenía con su pareja Joni Mitchell y sus gatos. La misma canción fue definida como una “oda moderna a la vida hogareña”.

Oh! Carol de Neil Sedaka: Carole King.

Oh! Caroles una canción que se convirtió en un hit internacional, ya cuando fue lanzada en 1958. Neil Sedaka dedicó este tema a Carol King, con quien había salido durante un corto tiempo cuando ambos estudiaban en la secundaria. En respuesta, algunos meses más tarde Gerry Goffin, quien era el esposo de Carol, compuso la canción Oh! Neil, que fue grabada y lanzada el mismo año. Sin embargo, ésta última no obtuvo el mismo éxito de su predecesora.

Something de The Beatles: Pattie Boyd.

Nuevamente encontramos a Pattie Boyd como musa de una de las más bellas canciones de siempre: Something, escrita por George Harrison y grabada por su banda, los Beatles. Pattie estuvo casada con George antes de dejarlo por su amigo Eric Clapton, con quien luego se casaría. Ella fue la musa de varias canciones de George, como por ejemplo de la famosa I Need You. Dicen que cuando escuchó la letra de Something por primera vez, Pattie realmente se emocionó.

Oh Sherrie de Steve Perry: Sherrie Swafford.

Oh Sherrie es una bellísima canción escrita por Steve Perry, incluida en el álbum Street Talk, lanzado en 1984. La musa de Steve para esta canción fue Sherrie Swafford, con quien tuvo una breve relación. La misma Sherrie aparece en el video de la canción, la cual se configuró como el mayor éxito musical del artista como solista.

You Oughta Know de Alanis Morissette: Dave Coulier. 

Esta canción fue un éxito absoluto cuando fue lanzada en el álbum Jagged Little Pill,de la joven cantante canadiense Alanis Morissette, en el año 1995. En efecto, ganó un premio Grammy como mejor canción rock del año. En la misma, Alanis describe una relación que ha terminando, mostrando toda su rabia contra un enigmático ex. Si bien el actor y comediante Dave Coulier se ha adjudicado ser fuente de inspiración para este tema, la cantante no se ha pronunciado al respecto, dejando este aspecto en el misterio.

Under my Thumb de The Rolling Stones: Chrissie Shrimpton.

Esta canción del álbum Aftermath, lanzado en 1966, fue objeto de admiración y también polémica: en ella, Mick Jagger habla sobre los cambios de roles en una relación, roles de sumisión/dominación, describiendo el modo en el cual pasa a tomar control sobre una mujer dominante, que en un primer momento habría dominado la relación. Esta temática del cambio de roles y de la sumisión femenina provocó gran revuelo en el momento, generando un fuerte rechazo entre los movimientos feministas.

En su composición, Mick Jagger se inspiró en su relación con su primer gran amor, Chrissie Shrimpton, con quien al parecer mantuvo una relación apasionada y un tanto enfermiza, en la cual ambos enamorados no se habrían ahorrado peleas, infidelidades y reconciliaciones.

True Blue de Madonna: Sean Penn.

Es ampliamente reconocido que Madonna es una de las más grandes artistas pop del pasado milenio. En la composición de la canción True Blue la cantante se inspiró en su amor por el actor Sean Penn, con quien mantenía una relación y con quien se casó poco después. La canción, que da nombre al álbum, fue un verdadero éxito comercial: en el año de su lanzamiento, 1986, alcanzó el primer lugar en Gran Bretaña, Irlanda y Canadá.

 

In Your Eyes de Peter Gabriel: Rosanna Arquette.

Rosanna Arquette fue la musa inspiradora no sólo del tema Rossana de Toto, sino también de Peter Gabriel. Este artista compuso la canción In Your Eyes en 1986, cuando mantenía una relación sentimental con ella. En efecto, en aquel tiempo Gabriel convivía con Arquette, lo cual lo inspiró a escribir uno de los temas más bellos  y estremecedores de siempre. El gran amor que los unía sin embargo terminó unos años después y se separaron en 1992.

Philadelphia Freedom de Elton John: Billie Jean King.

La canción Philadelphia Freedom es un homenaje a la tenista Billie Jean King, quien era una gran amiga del artista Elton John (el nombre de la canción deriva en efecto del nombre de uno de los equipos de tenis en el que jugaba Billie). Deseando hacerle un regalo, Elton pidió a Bernie Taupin que le compusiera una canción para ella. El resultado fue hermoso, con unos arreglos orquestales que estremecen la piel. Sin embargo, como el compositor no sabía mucho de tenis, en ningún lugar incluyó menciones explicitas a este deporte.

Day Dreaming de Aretha Franklin: Dennis Edward.

¿Como no terminar este listado de canciones hermosas con la gran Aretha Franklin? Esta grandísima artista compuso la melodía y la letra de la canción Day Dreaming inspirándose en el amor que sentía por quien entonces era su prometido, Dennis Edwards. Sin embargo, la pareja nunca llegó a casarse: años después Dennis confesó que “fue por mí, creo que siempre tuve miedo de casarme con una súper estrella”.